Celebración del Día de la Paz

El día 30 de enero celebramos el Día de la Paz en el Colegio Argantonio y lo hacemos con la convicción de que es posible un mundo sin violencia en el que se haga realidad aquella memorable canción de John Lennon titulada "Imagine". Los alumnos/as de 1º de ESO han redactado con motivo de este día tan señalado el siguiente manifiesto:

Todos los años, cuando está terminando el mes de enero, dedicamos un día a celebrar la paz y a pedir su presencia en el mundo. Este año los chicos y chicas de 1º de ESO A del Colegio Argantonio también lo hacemos, y para ello escribimos entre todos estas palabras después de reflexionar juntos. Hemos pensado en silencio en la paz. Nuestras mentes se han llenado de imágenes hermosas, de pensamientos positivos, de naturaleza limpia, abierta, de cielos claros, de sueños bellos, y hemos deducido que estamos ante algo  que es más que una palabra, es una sensación que todos buscamos, que no es una ley ni una obligación, eso iría en contra de su propia naturaleza, sino una opción que podemos elegir. Y la hemos elegido, a sabiendas de que con esto crecemos otro poquito,     comprendiendo que no es para hoy, sino desde hoy. Por ello nos comprometemos a recordar cada año a los adultos y a los niños que la paz que entre todos consigamos es nuestra garantía de futuro y asumimos la responsabilidad de enseñar a nuestros hijos, el día de mañana, a ser nuestra memoria, de educarles en la necesidad de tomar el relevo en esta tarea, para que todos podamos vivir la vida digna y libre que nosotros decidamos, y no la que nos toque vivir. No queremos que la paz sea un símbolo efímero: una paloma que vuela al cielo al tiempo que se aleja de nosotros, unas manos blancas que irán perdiendo su color, un globo que perderá su existencia vaciándose en el olvido de una atmósfera inmensa, invisible. Exigimos que la paz sea una compañera de vida que nos guíe por el sendero esperanzado que conduce a un futuro feliz, alejándonos de falsas promesas y atajos engañosos que en realidad nos apartan de nuestro destino . Cada uno de nosotros es un verso del poema de la historia de los tiempos, una nota de la melodía que, al son de nuestros corazones, late armónica en las entrañas de la tierra. Porque somos parte de la misma esencia, manifestamos hoy nuestra intención de cumplir siempre nuestra promesa: “viviremos la paz de cada día bajo este cielo único, techo colosal del hogar de todos”.