Incorporación del alumnado

INCORPORACIÓN DEL ALUMNADO

El curso académico se inicia el 1 de septiembre de 2012 y finaliza el 30 de junio de 2013.

El régimen ordinario de clases para Educación Infantil y Educación Primaria comenzará el lunes, día 12 de septiembre. Este primer día, en Educación Infantil la entrada del alumnado será a las once de la mañana y en Educación Primaria a las once y media. La hora de salida será la misma desde ese primer día de clase. El régimen ordinario de clases para Educación Secundaria y Bachillerato comenzará el jueves, día 15 de septiembre, a las once de la mañana y la salida será a las dos y media.

En el Primer Ciclo de Educación Infantil la entrada será progresiva y se establecerá mediante una reunión en los primeros días de septiembre.

En el caso de los alumnos de nuevo ingreso, los tutores se comunicarán con sus padres unos días antes del comienzo de curso para establecer un primer contacto en aras de facilitar una mejor incorporación al nuevo centro.

Durante las primeras semanas, todas las alumnas y alumnos de Educación Infantil y Primer Ciclo de Primaria llevarán, en lugar visible y debidamente sujeta, la correspondiente tarjeta de identificación. La misma será retirada por los interesados en la primera sesión de tutoría en los primeros días de septiembre.

El primer día de clase se dedicará por parte del Centro a la recepción del alumnado, a la presentación de los tutores y de las normas del Colegio, estableciéndose un horario flexible para facilitar esta tarea. Este primer día no es necesario que los alumnos traigan los libros de texto.

Con respecto a las entradas y salidas, se ruega a los padres y alumnos que utilicen el acceso al Centro por la Avda. Juan Carlos I. Se recuerda que el aparcamiento y la circulación por la calle 24 de julio están prohibidos.

La finalización del régimen ordinario de clases será el viernes, día 22 de junio de 2013, a excepción del segundo curso de Bachillerato, que terminará el jueves, día 31 de mayo de 2013. En cualquier caso, durante el mes de junio y hasta la fecha de los exámenes de Selectividad, todos los alumnos de 2º de Bachillerato asistirán obligatoriamente a las clases bien de preparación de la Prueba de Acceso a la Universidad, bien de recuperación para el alumnado que haya obtenido evaluación negativa en alguna materia con el objeto de preparar los exámenes extraordinarios de septiembre.

Rogamos a los padres disculpen las posibles e inevitables molestias de los primeros días de clase. Las mismas serán subsanadas tan pronto como el alumnado se familiarice con los horarios y sus tutores.

Recomendaciones para los padres de los alumnos/as que se incorporan por primera vez al colegio >

Los primeros días que el niño pasa en el colegio van a ocasionarle una serie de cambios tanto a él como a su entorno familiar. Pasa a un ambiente desconocido, con nuevos horarios, nuevas caras, comidas fuera de casa, etc. Es por eso que los padres, en colaboración con el Centro, deben hacer todo lo posible para que el niño se adapte lo antes posible a la nueva situación.

Algunas recomendaciones para que colaboréis en facilitar esa adaptación son:

– Hablar con los niños sobre el colegio, de las actividades que podrán hacer, de todos los compañeros que van a tener y con los que podrán jugar, de los materiales y juguetes de los que van a disponer, de la cantidad de cosas que van a aprender, etc. Conviene, antes de que empiece el curso, acompañarles una mañana para que conozca el sitio y se vaya acostumbrando a él.

– Empezar a acostumbrarle a los nuevos horarios unos días antes: que se acueste temprano, se levante un poquito antes, que adopte los mismos horarios de las comidas que tendrá en la escuela… Si aún es pequeño y tiene costumbre de dormir una breve siesta por la mañana, es el momento de empezar a prescindir de ella.

– Procurar participar en todas las reuniones, entrevistas, etc. que se organicen y mantener a las educadoras informadas en todo momento sobre todo lo que pueda resultar útil para un mayor conocimiento del niño.

– Participar en actividades propuestas en el centro como fiestas, excursiones, etc.
– Ser puntual tanto a la llegada al Centro como la hora de recoger a vuestro hijo.
– A la hora de preparar la merienda para el recreo seguir una dieta equilibrada.
– A la hora de la despedida, ser cariñoso pero breve y no engañar al niño diciéndole por ejemplo, que va a aparcar el coche y vuelve enseguida. Sea sincero. Los niños pequeños son extremadamente sensibles a sus estados de ánimo, y si os ven tristes o preocupados, entenderán que lo dejáis en un sitio malo para él.

Recomendaciones para los cambios de etapa educativa >

 El itinerario académico de los escolares está marcado por la evolución entre las distintas etapas formativas que conforman el sistema educativo: Infantil, Primaria, Secundaria y, en nuestro Centro, Bachillerato. La transición entre estas etapas genera evidentemente significativos cambios tanto en la organización escolar como en el desarrollo académico de los alumnos, provocando en muchos casos situaciones de intranquilidad o incertidumbre entre las familias ante el modo en que sus hijos se adaptarán a los nuevos retos en su educación; sobre todo, en el paso de la etapa de Educación Primaria a Secundaria, donde los cambios escolares son más relevantes y se combinan además con la transición en el desarrollo del niño a la adolescencia. Durante esta etapa, más que en ninguna otra, es fundamental el apoyo y colaboración de las familias para contribuir al éxito escolar de sus hijos.

Que el alumno se adapte correctamente a estos cambios puede ser determinante en el éxito o fracaso escolar durante esa etapa educativa y consecuentemente en el posterior paso del estudiante a niveles educativos superiores. Por eso, el papel que deben desempeñar las familias durante el primer año de Secundaria no debe estar relegado a la mera observación, sino que debe ser participativo y activo de modo que facilite, dentro de la independencia que se le debe dar al alumno en estas edades, su adaptación e integración tanto social como académica. Estos son algunos consejos que recomendamos a las familias para ayudarles a que la transición sea más fácil:

  • Mantener un contacto periódico y fluido con el tutor del alumno, que al igual que en Primaria sigue siendo la persona de referencia para las familias; este contacto permitirá a los padres conocer la evolución del estudiante en el Centro y asimismo informar al tutor de cualquier problema que se pueda detectar en casa.
  • Comunicarse con los hijos durante esta etapa es fundamental para su buen desarrollo y para transmitirles la seguridad que necesitan en estas edades en las que su grado de madurez es superior y asimismo aumenta su nivel de libertad pero también de responsabilidad. Es conveniente enseñarles que ambos conceptos deben complementarse.
  • Facilitarles el estudio, proporcionándoles una planificación y un lugar tranquilo que favorezca la concentración; que adquieran unos buenos hábitos de trabajo desde el primer año facilitará su paso por esta etapa educativa en la que el esfuerzo debe ser mayor que en Primaria.
  • Motivarle y valorar el esfuerzo realizado durante un trimestre o en un examen concreto ayudará al estudiante a sentir que el trabajo merece la pena; asimismo, es importante ser positivo ante un fracaso académico y buscar soluciones antes que sanciones.
  • Cuidar su alimentación y horas de sueño es también importante para que el rendimiento académico del estudiante sea satisfactorio; un buen descanso y desayuno le proporcionarán las fuerzas necesarias para afrontar una jornada escolar más larga que en otros años.

 

No se admiten más comentarios