Mesa redonda en torno a Láinez

El Colegio Argantonio celebró ayer por la tarde una mesa redonda en torno a la obra del imaginero gaditano Miguel Láinez Capote. Esta mesa redonda ha formado parte de los actos relacionados con la exposición Miguel Láinez, un imaginero para la historia que puede visitarse hasta el viernes 15 de marzo. Jesús Devesa -uno de los coordinadores de la muestra- fue el encargado de moderar este apasionante viaje a la obra y a las circunstancias de Láinez que contó con testimonios de excepción por parte de José Luis Ruíz Nieto-Guerrero, Miguel Ángel Castellano y Enrique Láinez, sobrino-nieto del imaginero que tenía su taller en la calle La Rosa.

Todos los participantes destacaron la labor de Láinez en una época sumamente delicada. Sin su labor artística resultaría imposible explicar la Semana Santa de Cádiz de la posguerra. Él dio sentido a esa época y pese a sus limitaciones técnicas otorgó una particular unción sagrada a sus imágenes. El anecdotario de Láinez,  como imaginero de referencia de la posguerra gaditana, es bastante rico tal como pusieron de relevancia los participantes en el coloquio en torno a su obra. Entre el público asistente se encontraban familiares y vecinos del artista que también contribuyeron a enriquecer la visión que se dio de Miguel Láinez.