Recomendaciones para el verano

Hemos llegado al final de un nuevo curso. Por este motivo, quiero aprovechar la oportunidad para agradeceros vuestra dedicación y colaboración a lo largo de todo este tiempo en algo tan importante como es la educación de vuestras hijas e hijos. Sin vuestra participación activa y necesaria y sin vuestra confianza en lo que hacemos, esta hermosa tarea nuestra sería mucho más difícil.

Este curso, ellas y ellos han trabajado mucho y les toca ahora descansar y divertirse a lo largo de un largo y cálido verano. Sin embargo, no quisiera dejar pasar la ocasión sin recomendaros que aprovechéis estos meses para realizar juntos algunas actividades que les ayudarán a no olvidar lo aprendido, a la vez que a disfrutar de unas merecidas vacaciones.

Estimulad el gusto por la lectura. Ayudadlos a buscar libros que les resulten interesantes y que sean adecuados a su edad. Pueden ser de muchos tipos. Lo importante es que lean todo lo que puedan. Pero no porque tengan que hacerlo, sino porque el verano inspira sueños y aventuras. Animad a vuestras hijas e hijos a aprender palabras nuevas todos los días. Conversad sobre el significado de las mismas y cómo se utilizan. Intentad que usen todos los nuevos términos aprendidos este curso: cuantas más cosas digan, más cosas puedan imaginar y más cosas puedan pensar, más libres se sentirán.

Que intenten escribir un diario sobre aquello que les van ocurriendo durante el verano y donde plasmen sus sentimientos. O un cuaderno de viaje, si pasan parte de sus vacaciones en otra localidad, con la familia o con nuevos amigos. No sólo practicarán la escritura sino que habrán logrado un hermoso tesoro de recuerdos al que volver en el futuro. En septiembre, si les apetece, lo leen con sus profesores y compañeros.

Recuperad los juegos de toda la vida para disfrutarlos en familia y facilitadles oportunidades para que hagan mucho deporte. Aprended con ellos a la hora de realizar visitas culturales, ir a museos o pasear simplemente por la ciudad o por la playa.

Ayudadlos a buscar la buena compañía de los amigos que los enriquezcan, que los entiendan y que los aprecien por lo que son. Y, sobre todo, pasad mucho tiempo con ellos. Ahora necesitan disponer de vosotros.

Mis mejores deseos de alegría y felicidad para este verano. Nos vemos a la vuelta.

Un fuerte abrazo.

José Manuel García Gil (Director del Colegio Argantonio) 

No se admiten más comentarios