bach2016 (1)

El pasado 27 de mayo dijimos adiós a otra promoción de alumnos de Bachillerato, la número treinta y ocho.

El Palacio de Exposiciones y Congresos volvió a ser el lugar escogido para el solemne acto de graduación que comenzó con la aportación musical del Coro Argantonio.

????????????????????????????????????

Intervención musical del Coro Argantonio

No pudo faltar en esa intervención musical el himno del colegio que escribiera D. José Manuel García Gómez. A continuación tomó la palabra D. Alberto Fernández Candón, coordinador de Bachillerato, que se encargó de conducir la ceremonia, dando paso en primer lugar a Doña María Dolores Macías Recuerdo, Presidenta de la Asociación de Madres y Padres del Colegio Argantonio.

Alberto Oviedo tomó la palabra en nombre del profesorado

Alberto Oviedo tomó la palabra en nombre del profesorado

El siguiente en tomar la palabra fue Don Alberto Oviedo del Valle, profesor de Economía del centro que como antiguo alumno tuvo un emotivo recuerdo para algunos de sus profesores y para el fundador y director del Colegio Argantonio José Manuel García Gómez. Por los alumnos intervinieron Gloria Sacaluga Rosales y Mateo Ollero Sánchez que relataron vivencias y anécdotas, resumiendo toda una vida escolar en el Colegio Argantonio.

????????????????????????????????????

Matrícula de honor para Germán Ramírez

Tras el turno de los alumnos se dio paso a la imposición de becas que precedió a la entrega de las matrículas de honor y las menciones honoríficas.

Los alumnos distinguidos fueron Germán Ramírez Lerate y Javier Jesús Pérez Rey (matrículas de honor) y Ana Guerrero Vázquez y Carlos Moragues Domínguez (Menciones honoríficas).

????????????????????????????????????

Matrícula de honor para Javier Jesús Pérez Rey

Para el premio extraordinario de Bachillerato se han presentado los siguientes alumnos: Ana Guerrero Vázquez, Luis Moragues Domínguez, Carlos Moragues Domínguez, Carmen Elvira Zamorano, Germán Ramírez Lerate, Javier Jesús Pérez Rey, Mateo Juan Ollero Sánchez, Paula Martín Muñoz, María Lourdes Supervielle Sánchez, Andrea Soto Pampará y Fátima Rodríguez Galán. A todos ellos les felicitamos por su magnífico expediente.

Intervención del director del centro

Intervención del director del centro

Tras ese momento de reconocimiento el acto se culminó con las palabras de nuestro director Don José Manuel García Gil, que comenzó encomendándose a la filósofa malagueña María Zambrano.

A continuación reproducimos algunos fragmentos de su brillante intervención, broche perfecto para un acto entrañable y emotivo:

Ocurre, sin embargo, que en este momento en que abandonáis el colegio que os ha visto crecer, el director no puede quedarse sin palabras. El director tiene que deciros algo, pero no sabe muy bien qué demonios os va a decir cuando vais a un mundo que probablemente no se parece en nada a mi mundo, a un tiempo en el que yo no estaré, con un lenguaje que seguramente no será vuestro lenguaje. Os digo esto porque de verdad, a partir de ayer por la tarde, empecé yo a sentir ese temblor del que hablaba María Zambrano. Cada año he de cerrar este acto y es un privilegio, claro que sí, poder dirigiros la palabra justamente en este momento, pero muchas veces me he preguntado por el significado que deben tener mis palabras en esta solemne ceremonia de despedida (…)

bach2016(5)

(…) La educación tiene que ver con dar las alas, con prepararos para la vida en el mundo. Cuando decimos que la educación debe preparar «para la vida» queremos decir que debe preparar para «ganarse la vida» y para «sobrevivir» de la mejor manera posible en un «entorno vital» cada vez más complejo. La vida no es un regalo. Soñamos, sí, con una «vida regalada», pero en la inmensa mayoría de los casos pesará sobre vosotros la obligación de trabajar para lograr una posición en el mundo. Pero ganarse la vida tiene que ver también con la conservación del mundo porque si la elaboración del sentido de la vida exige que tengamos un mundo común, el maestro es alguien que ha debido enseñaros también a cuidar el mundo, puesto que solamente en un mundo tejido de palabras, de relaciones vitales, de cultura, de tradiciones, solo en un mundo así se puede elaborar el sentido de la vida (…).

Muy pronto vais a abandonar el colegio y cada uno tomará en la vida un camino diferente, pero en realidad, no importa cuál sea la disciplina que escojáis, si corresponde a una vocación. Si es así terminaréis haciendo de ella un verdadero arte. Todo profesional comprometido y apasionado es un artista; y arte no significa, en lo que digo, sólo la búsqueda de armonía y de ritmo, de belleza y refinamiento, sino de sentido profundo, de fuerza creadora, de revelación y de fecundidad (…).

(…) La persona educada se distingue por ser agradecida. Hemos intentado, vuestros padres y nosotros enseñaros con insistencia a dar siempre las gracias. Eso me allana el camino para ser ahora yo quien os las dé debidamente. Ha sido, queridas alumnas y alumnos, todo un placer compartir con vosotros todo este tiempo. Hemos andado tanto. Hemos ganado y perdido juntos. Hemos callado y hablado tanto juntos. Vuestros ojos, llenos de ilusiones y de sueños, deben divisar hoy un mundo mejor por encima de tanta mala noticia y observar la felicidad con la que os miramos. Muchas gracias, querida trigésimo octava promoción, por habernos hecho mejores profesionales y mejor colegio.